Salud sexual y reproductiva

Garantizar la salud sexual y reproductiva es un aspecto fundamental para el respeto de los derechos humanos de todas y todos.

Es relevante priorizar a esa población al implementar políticas públicas relacionadas con la salud sexual y reproductiva, contemplando siempre un enfoque de derechos humanos, género e interculturalidad. México, como parte de su compromiso con los ODS, se enfoca en la garantía en el acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, incluidos los de planificación familiar y anticoncepción, información y educación, así como la reducción de la mortalidad materna.

Para ello, se recomienda:

Recomendaciones

  • Fortalecer las capacidades de instituciones nacionales y estatales para operar servicios de salud sexual y reproductiva integrales, culturalmente pertinentes, de alta calidad, y amigables para lxs niñxs, adolescentes y jóvenes.
  • Fomentar la corresponsabilidad masculina para prevenir embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual y demás condiciones que impidan gozar de una plena salud sexual y reproductiva.
  • Implementar modelos de educación integral en sexualidad culturalmente pertinentes en los ámbitos escolares, comunitarios, familiares, así como en servicios de salud.
  • Garantizar el abasto, acceso e información de métodos anticonceptivos en todos los centros de salud públicos, priorizando la atención a adolescentes, jóvenes, mujeres indígenas y mujeres afrodescendientes.
  • Asegurar que los servicios de salud estén apegados a normas como; la Norma Oficial Mexicana NOM-046-SSA2-2005 al atender casos de violencia sexual en todos los estados, la NOM-10 para casos de VIH, entre otras.

Contactar

¿Tienes alguna idea o iniciativa para hacer incidencia a nivel local? ¿Tienes alguna duda?

Usa el hashtag #12xDLMx en Twitter o envíanos un mensaje usando el formulario de contacto e iniciemos la conversación.

A %d blogueros les gusta esto: